Bajo las siglas DTP (Desktop Publishing) encontramos una amplia gama de soluciones de particular interés para todos aquellos clientes que apuestan por desarrollar proyectos de comercio electrónico de carácter multilingüe.

A grandes rasgos, las soluciones DTP aplicadas al entorno de globalización, internacionalización, localización y traducción consisten en la conceptualización, desarrollo y diseño de materiales en formato digital, con el propósito de darles el uso que se desee, incluso su impresión si así se considerara necesario.

Debido a que, generalmente, a la hora de traducir documentos a distintas lenguas cambia el número de palabras, resulta imprescindible realizar continuos ajustes en las plantillas que garantizan una homogeneidad formal en los idiomas traducidos.

Tal circunstancia obliga a los proveedores GILT a disponer de una amplia variedad de programas informáticos que les permitan ofrecer el mejor servicio al cliente final, así como a contar con recursos humanos suficientemente cualificados para extraer todo el partido a esta serie de herramientas informáticas.

Si nos centramos en el caso concreto de proyectos de comercio electrónico, podemos percibir las innegables ventajas que aportan las soluciones DTP. En realidad, si una tienda online aspira a alcanzar una gran cantidad de clientes debe adaptar la web a un público multilingüe y esto va a implicar, de manera inexorable tal y como comentaba con anterioridad, el reajuste de contenidos e imágenes.

Hoy por hoy los avances en las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones han conseguido que casi cualquier tipo de archivo pueda adaptarse a este tipo de procesos. Acaso los más habituales sean los documentos PDF, CorelDRAW, QuarkXPress o la suite de productos Adobe (Illustrator, Photoshop, InDesign, FrameMaker y PageMaker) pero las posibilidades son prácticamente infinitas.

¿Cuáles son los principales beneficios de un servicio de traducción DTP? Desde mi punto de vista los sintetizaría en tres vectores estratégicos fundamentales: productividad, calidad y rentabilidad.

Desde el punto de la vista de la productividad, estas soluciones logran minimizar los tiempos de ejecución de manera ciertamente significativa. Si el traductor es capaz de adaptar el documento según va trabajando en la traducción del mismo, la entrega final podrá hacerse mucho antes. He aquí una enorme ventaja: ya no es necesario que el archivo pase por diferentes manos con los inevitables retardos, ahora una misma persona hace las dos tareas de manera simultánea.

Un segundo aspecto a considerar tiene que ver con la calidad, al reducirse drásticamente la aparición de errores en el documento. Al pasar por unas solas manos, hay una considerable aminoración de los fallos debidos al error humano.

Y la tercera cuestión a considerar tiene que ver con la rentabilidad. Trabajar con una solución DTP sienta las bases para reducir los costes económicos al implicar a un menor número de personas: antes, tras la traducción del especialista el documento tenía que volver a pasar al diseñador; ahora es el propio profesional GILT quien trabaja directamente sobre el archivo.

En suma, las soluciones DTP se convierten en una alternativa particularmente interesante para la prestación de los servicios de traducción de una tienda online. Conscientes de esta realidad, desde Linguaserve hemos apostado por contar con un software de primer nivel que es gestionado por profesionales altamente cualificados, generando una serie de sinergias y economías de escala que trasladamos a los clientes en forma de un  mejor servicio final.

Pedro L. Díez Orzas

Presidente Ejecutivo de Linguaserve

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com