Un error de traducción ha provocado la detención de un ciudadano palestino por parte de las fuerzas de seguridad de Israel. El servicio de traducción automática de Facebook tradujo el saludo “Buenos días” que aparecía en una de sus publicaciones en la red social como “Atacadles”.

Como consecuencia de ello, la policía procedió a su inmediato arresto sin que ninguno de los oficiales que habla árabe comprobara la deficiencia. Tras un interrogatorio, el hombre fue liberado y se procedió a eliminar la publicación, reconociéndose que todo había partido de un error de traducción.

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com