Una mala calidad en la traducción ha provocado que alrededor de la mitad de las señales de tráfico cercanas a la estación de tren de la ciudad china de Zhengzhou hayan tenido que ser retiradas, con el consiguiente perjuicio económico y deterioro de imagen de las autoridades locales.

“A finales de 2015 se decidió, ante el proceso de crecimiento de su estación ferroviaria, la instalación de más de cien señales que rodearan dicha infraestructura. Pero la deficiente calidad de lo traducido ha provocado que buena parte de estas señales no tuvieran sentido para los ciudadanos. Por señalar algunos ejemplos, la entrada de la estación fue traducida como -la estación de tren el romántica- o un edificio emblemático situado al lado se redenominó como -dos siete torres-.

Ante dicha situación un comité administrativo ferroviario ha decidido tirar todas las señales e instalar nuevas durante las próximas semanas. Asimismo se ha contactado con un comité de expertos GILT para asesorar sobre estos nuevos contenidos.

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com”