En un entorno mundial en el que las previsiones de crecimiento en el empleo son sometidas a la baja por parte de distintos organismos internacionales, las perspectivas de empleo en el sector de globalización, internacionalización, localización y traducción (GILT) se sitúan bastante por encima de la media.