La Consellería de Sanidad de la Generalitat de la Comunidad Valenciana ha comenzado a aplicar un programa piloto de traducción simultánea. El objetivo es facilitar la comunicación entre los profesionales sanitarios y sus pacientes, sobre todo en aquellas áreas donde el turismo y la inmigración tienen una mayor incidencia. Con esta iniciativa trata de afrontarse una realidad que en ocasiones implica que una unidad de urgencias reúna a ciudadanos de los cinco continentes, algunos de los cuales no conocen el castellano, lo que complica la atención médica.