La Comisión de la Unión Europea pondrá en marcha durante los próximos meses una recopilación de datos lingüísticos en 22 de las 23 lenguas oficiales de la Unión (la excepción es el gaélico). Se trata de la mayor recopilación de esta naturaleza realizada hasta la fecha en tantas lenguas, ya que abarca un millón de frases con su correspondiente traducción de calidad.