Imposible realizar desde una publicación como Contextos un análisis pormenorizado de lo que supone una pandemia mundial como el virus COVID 19 o coronavirus: son muchos los expertos y especialistas (y también bastantes los legos y escasamente cualificados) que desde hace ya casi dos meses plantean una avalancha diaria de estudios e informes de la más variada índole y desde múltiples perspectivas.

En lo que atañe de manera exclusiva a las previsiones macroeconómicas los augurios no pueden ser más alarmantes, tal y como coinciden en señalar todo tipo de organismos transnacionales. El Fondo Monetario Internacional habla de una debacle económica mundial y atribuye a España una caída del ocho por ciento en su Producto Interior Bruto que va a incidir en un notable incremento del desempleo y un drástico descenso en los niveles de afiliación a la Seguridad Social.

Todos los análisis también coinciden en señalar que esta situación de parálisis va a afectar a la totalidad de los sectores productivos (con toda probabilidad se va a cebar en algunos particularmente estratégicos para España como el del turismo y restauración) y, por consiguiente, que la industria de globalización, internacionalización, localización y traducción de contenidos también se verá perjudicada.

En el anterior número de este boletín aludíamos a la relevancia que en este nuevo estado de cosas adquirían conceptos como la solidaridad, la profesionalidad, el compromiso o el sentido común. Un mes después entendemos que esta apuesta estratégica debe reforzarse y que ante una situación de la gravedad aquí expuesta RESULTA IMPRESCINDIBLE QUE TODOS SIN EXCEPCIÓN NAVEGUEMOS EN UNA MISMA DIRECCIÓN.

Quizá por nuestra larga trayectoria en el mercado en Linguaserve somos una empresa acostumbrada a las dificultades: surgimos casi al unísono que la conocida como la crisis de las punto com que se llevó por delante una generación de compañías casi recién surgidas al amparo de una realidad como internet; padecimos la honda recesión de finales de la primera y comienzos de la segunda década del siglo XXI; y afrontamos los presentes desafíos que supone una epidemia que afecta a millones de ciudadanos de los cinco continentes.

En estos difíciles momentos reiteramos los pilares sobre los que se ha sustentado nuestra compañía: unos recursos humanos altamente cualificados, el uso activo de las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones, la apuesta por la calidad en la totalidad de nuestros procesos productivos. Empleados, clientes, proveedores y colaboradores, todos unidos para enfrentarnos ante este formidable reto. Lo decíamos hace un mes, lo reiteramos hoy: entre todos, vamos a superar estos momentos críticos.

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com