A lo largo de estos pasados años han sido muy numerosas las noticias sobre las posibilidades que el traductor de Google (Google Translate) ofrece a la hora de acceder a un amplia variedad multilingüe. Sin duda el peso específico adquirido por esta compañía, convertida a juicio de determinados analistas en un verdadero monopolio dentro el entorno de la Sociedad de la Información, ha ejercido como detonante en esta proliferación informativa (en muchas ocasiones caracterizada por su carácter poco crítico).