Durante los días 30 de mayo al 15 de junio se celebra la LXXIII edición de la Feria del Libro de Madrid, uno de los mayores escaparates culturales que tienen lugar en España y, sin duda alguna, el gran referente del sector editorial español de cara al gran público.

La edición de este año, que cuenta con el patrocinio de la Real Casa de La Moneda y el Banco de Sabadell, reúne centenares de librerías, editoriales y distribuidoras que se reparten a lo largo de más de más de 350 casetas. Se prevé la firma de más de mil autores y la asistencia de decenas de miles de personas durante las más de dos semanas de duración.

Más allá de estos abrumadores datos, uno de los aspectos que más llama la atención de este evento, tal y como ha sido recalcado de manera explícita por sus organizadores, es la necesidad que tiene el mercado editorial de apostar por el multilingüismo como manera de consolidar su posición competitiva en un mercado en profunda transformación, como consecuencia tanto de la crisis económica como del impacto que tienen las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

El análisis realizado muestra que la nueva generación de lectores posee nuevos hábitos de consumo y demanda un producto distinto, aspectos que no siempre son suficientemente comprendidos por las empresas del sector. Y una de las formas de diferenciación va a ser otorgar un mayor peso específico a todo lo que tiene que ver con las ediciones en varias lenguas, dentro de un mercado cada vez más globalizado. Sin duda alguna, en un entorno de estas características los socios GILT cualificados resultan cada vez más necesarios, tanto por su capacidad para trabajar en múltiples idiomas como por su solidez empresarial que garantiza su actividad en el medio y largo plazo.

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com