El 22 de noviembre el traductor Miguel Sáenz fue elegido académico de la lengua por parte de los miembros de la Real Academia Española. Su candidatura fue presentada por los académicos Luis Goytisolo, Pedro Álvarez de Miranda y Margarita Salas, para cubrir la vacante de Eliseo Álvarez Arenas.