Se cumple el quinto año de una formidable recesión económica internacional cuyo final está todavía lejano, según ponen de manifiesto la mayor parte de análisis. Es más, buena parte de los expertos auguran un recrudecimiento de la recesión en determinadas áreas geográficas con la Unión Europea y, de manera especialmente acusada, España, a la cabeza.