La inmersión lingüística de los alumnos extranjeros escolarizados en Andalucía va a saltar de las aulas a Internet. La enseñanza que se imparte desde el curso 2000-2001 en las llamadas Aulas Temporales de Adaptación Lingüística (ATAL) se verá reforzada a partir de este próximo mes de enero con un programa específico de formación virtual que correrá a cargo del Instituto Cervantes. En el caso de Málaga, se han reservado unas 300 plazas para escolares que, de este modo, podrán aprender el castellano a través de un ordenador y bajo la tutoría de profesorado español.