El Instituto Cervantes ha inaugurado en Tokio la mayor de las 72 sedes que actualmente tiene repartidas por todo el mundo. El edificio cuenta con un total de 4.300 metros cuadrados, siete plantas y un sótano, un auditorio para 160 espectadores, 18 aulas, dos salas de exposiciones, una librería y una biblioteca.