Como cada año desde hace dos décadas el pasado 21 de febrero tuvo lugar el Día Internacional de la Lengua Materna, una iniciativa nacida en el seno de Naciones Unidas y oficialmente aprobada por la Conferencia General de la UNESCO que se enmarca en la promoción del acceso mundial al ciberespacio y el multiculturalismo en las redes mundial de información.

Uno de los aspectos más relevantes del conjunto de eventos organizados en torno a esta fecha fue la denuncia de la creciente amenaza ante la que se encuentra la diversidad lingüística en el actual entorno de la Sociedad de la Información, fomentada por el impacto que tienen las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones.

Según las estimaciones de diferentes expertos y analistas sobre la cuestión el 43 por ciento de las 6.000 lenguas que se hablan en el mundo se encuentran en peligro de extinción y, como término medio, cada dos semanas desaparece una lengua. Ante esta situación la UNESCO considera que la diversidad lingüística se ve amenazada dado que el uso de las lenguas locales es obstaculizado por modelos de educación monolingües que carecen de enfoques apropiados para el desarrollo del lenguaje.

Desde Linguaserve reivindicamos nuestra activa apuesta por el fomento del multilingüismo mediante una estructura profesional sustentada en unos recursos humanos altamente cualificados y empleando las funcionalidades aportadas por las NTIC, con capacidad para proporcionar respuestas eficaces a las crecientes necesidades de empresas e instituciones.

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com