El pasado 26 de septiembre tuvo lugar el Día Europeo de las Lenguas, una iniciativa puesta en marcha conjuntamente por la Comisión Europea y el Consejo de Europa. Entre sus objetivos se encuentran subrayar la importancia de aprender idiomas, incrementar el conocimiento y la conciencia del valor de las lenguas y motivar su aprendizaje continuo a lo largo de toda la vida.