¿Se puede añadir algo al formidable conjunto de contenidos generados durante estos últimos meses sobre la salida del Reino Unido de la Unión Europea o Brexit? Creo que un aspecto a considerar, máxime por parte de un proveedor GILT como es Linguaserve, es su potencial impacto en la industria de globalización, internacionalización, localización y traducción.

Como punto de partida debe afirmarse que la industria GILT tiene motivos para sentirse preocupada ante las incertidumbres creadas tras la decisión de Gran Bretaña de abandonar la UE a través de un referendo. Incluso en mayor cuantía que otros sectores debido a que la mayor parte de las oportunidades de traducción provienen del comercio global.

Conviene poner de relieve que no hay una opinión unánime acerca del verdadero impacto del proceso aquí analizado. Para algunos expertos no tiene por qué afectar negativamente, dado el carácter del inglés como lengua internacional principal no necesariamente ligada a su país de origen; y hay quien incluso ve una oportunidad de negocio adicional dado que el Reino Unido puede explorar otras opciones comerciales con naciones que no son miembros de la Unión Europea, por lo que surgirán oportunidades adicionales de negocio.

Lo cierto es que muy posiblemente los proveedores de soluciones GILT cuyo país de origen es España van a seguir percibiendo un aumento en el trabajo de traducción, especialmente durante el período interino antes de que Gran Bretaña abandone la UE. En sí mismo, el Brexit significa que miles de documentos (incluidos tratados, acuerdos, comentarios y leyes) necesitarán traducción. Se prevé que los textos económicos y legales formarán la mayor parte de los requisitos de traducción, ya que Gran Bretaña y la comunidad de la UE deben establecer nuevas reglas de operación y cooperación.

Por otro lado, una pregunta que queda pendiente es si el inglés se mantendrá o no como una de las lenguas oficiales de la Unión Europea. Cada estado miembro de la UE tiene derecho a elegir qué idioma se utiliza cuando los documentos se traducen para su país. El inglés es un idioma oficial en muchos países, pero el Reino Unido es el único que lo utiliza para estos documentos porque Malta optó por el maltés e Irlanda prefirió el irlandés.

En tal supuesto, si el inglés no permanece como idioma oficial en la Unión Europea significa que muchas instituciones en la región ya no necesitarán tener los documentos traducidos al inglés. Desde una perspectiva estrictamente económica, Reino Unido quiere explorar las relaciones comerciales con otros países. Si esto sucede, habrá más trabajo para traductores e intérpretes de otros idiomas.

En términos generales podemos augurar que las empresas y la economía del Reino Unido (la sexta mayor del mundo) se verán más afectadas por el Brexit cuando el país abandone la Unión Europea. Pudiera darse el caso (no es probable pero tampoco descartable) de que el inglés perdiera parte de su dominio en la UE al dejar de ser una lengua oficial.

Aunque no hay nada definitivo en este momento, se trata de una gran pérdida porque el inglés conforma la mayor parte de los proyectos de traducción. Sin embargo, también hay muchas oportunidades potenciales para la industria GILT que están esperando ser utilizadas. Nuestro sector siempre ha sido resistente y se ha mantenido rentable incluso cuando la economía mundial flaqueaba. También es flexible y adaptable, por lo que se predice que, una vez más, seguirá las nuevas tendencias y se adaptará a la situación por completo.

En definitiva, estamos en condiciones de anticipar que el Brexit no va a dejar indiferente a ningún sector industrial y desde luego mucho menos al negocio GILT. Reforcemos aspectos como la formación de nuestros recursos humanos y la apuesta por la calidad y las nuevas tecnologías de la información y las comunicaciones para conseguir minimizar su negativo impacto y aprovechar todas las oportunidades emergentes que van surgir en el corto y medio plazo.

Pedro L. Díez Orzas

Presidente Ejecutivo de Linguaserve

Si desea recibir anteriores números de nuestro boletín electrónico Contextos, por favor contacte con la siguiente dirección de correo electrónico: contextos@linguaserve.com